Bomi Group > Calidad Global

Certificaciones

Logo BSI 18001Logo_BSI_9001_13485

El objetivo de Bomi es proporcionar servicios en el sector de la salud especializados que cuenten con los más altos estándares de calidad,  capaces de aumentar continuamente el nivel de satisfacción de los clientes.

Para el buen funcionamiento de este servicio, adoptamos una estrategia de calidad global por la que cada detalle es continuamente perfeccionado y cada validación, control y proceso de calidad puede ser sometido a auditorías por parte de los clientes, está certificado por organismos externos y desempeña un papel fundamental a la hora de garantizar la integridad de los productos, así como su uso y venta.

Proceso de gestión

El proceso de gestión, adaptado a productos médicos y de diagnóstico que requieren una atención meticulosa, se divide en las siguientes fases:

  • Recepción de productos con una cuidado servicio de atención al cliente, con contactos fijos para cada cliente
  • Almacenamiento a temperatura ambiente controlada
  • Servicio de recogida, control de códigos, lotes, plazos y cantidades
  • Certificación ISO 13485:2003 para el montaje de kits (bajo petición)
  • Embalaje, control exhaustivo de cada producto y empaquetado minucioso
  • Gestión de envíos con todos los documentos necesarios
  • Reparto a hospitales, laboratorios, clínicas y farmacia con trazabilidad online a través de un sistema de rastreo (track & tracing system).

Control de la conformidad

El proceso de control de la conformidad, diseñado para salvaguardar la calidad del sector médico, se basa en métodos estadísticos (índices de calidad en el servicio, índices de calidad en el transporte, indicadores clave de rendimiento o KPI) y en:

  • Auditorías internas
  • Gestión de reclamaciones y de casos de incumplimiento localizados en la propia compañía o fuera de ella a través de clientes y de los organismos de certificación
  • Continua verificación de la satisfacción del cliente mediante reuniones y teleconferencias periódicas con estos
  • Formación continua de los operadores y verificación de su eficacia mediante cuestionarios y entrevistas
  • Gestión del cambio
  • Evaluación del análisis del riesgo en los procesos
  • Validación del proceso de almacenaje a temperatura controlada
  • Validación del software

Informe  e indicadores clave de rendimiento

La fase de control es una parte fundamental del procedimiento diseñado para salvaguardar la integridad de los productos y la calidad de los servicios. Cada cliente recibe periódicamente informes sobre sus pedidos con:

  • Confirmación de recepción del pedido
  • Tiempo de preparación del pedido
  • Estadísticas de la calidad de la actividad interna
  • Estadísticas sobre la calidad del transporte y los tiempos de entrega

Para evaluar asimismo la eficacia y la eficiencia del trabajo y la consecución de los objetivos marcados, hemos identificado los siguientes indicadores clave de rendimiento (KPI):

  • Control de los tiempos para la recepción y confirmación del producto
  • Tiempo de preparación del pedido
  • Rotación de inventarios debidamente validados desde un punto de vista financiero
  • Estadísticas sobre la calidad del transporte y los tiempos de entrega
  • Informes personalizados.

Por último, para llevar a cabo el crecimiento de nuestra empresa y de aquellas con las que trabajamos, fundamentamos nuestra operación en una lógica de mutuo beneficio, yo gano – tú ganas: los éxitos de nuestros clientes son nuestros éxitos; ofrecemos un intercambio continuo de saber hacer y de experiencia que hay que aprovechar al máximo.